Buscar

Cuando el tatuaje se vuelve arte…

Complejo como es, el arte es un sentimiento, una expresión que transmite, que llega e identifica. Definitivamente no todo el tatuaje puede considerarse así, existen muchos factores que tienen que conjuntarse para lograrlo.

Jeff Gogue Tattoo


Todo tiene que venir de la creación, inspirada en un sentimiento, propio o identificado perfectamente de alguien más, de ahí llevarlo a la piel, lograr que quien lo hace lleve ese sentimiento a la imagen final, además de ser original, todos estos pasos deben llevarse a la máxima exigencia, en ejecución, posición, lectura y por supuesto, como en cualquier buen tatuaje, perdurabilidad.


Lograr que todo se conjunte es complicadísimo, y mientras más factores se agreguen es más difícil, pero sí hacen más completa la obra final. Existen pensamientos superfluos que romperían la composición, no todos los sentimientos son iguales para todos, pero sí existen reglas que hay que cumplir.

Veamos el ejemplo…

Hay un tatuador completo, que hace una pieza perfectamente bien ejecutada, con propuesta, originalidad, pero no transmite más, no logra una conexión porque quizá al momento de crearla no hubo una inspiración única, ese sentimiento del que hablamos, entonces ahí se rompe la cadena, y sí, puede ser un tatuaje impecable, pero no puede llegar a ser considerado arte. En lo contrario, hay una pieza llena de sentimiento, plagada de entraña y sensación, pero la ejecución es pobre, el diseño no propone nada nuevo, por mucho que a esa persona logre transmitirle lo que quiere, tampoco puede llamarse arte, pues no cumple con todos los puntos.


En el punto de vista personal, llamar a algo arte, comparte mucho de lo que es cada persona, sin sonar peyorativo, el conocimiento y la experiencia sobre el tema es fundamental, no es posible que alguien de la nada logre crear arte, existen muchos requisitos, teniendo como base y punto fundamental: EL TALENTO. El artista necesita que todos los elementos se configuren para lograrlo, pues no necesariamente un artista siempre crea arte, hay quienes lograrán hacerlo una vez en su vida y quienes desafortunadamente nunca lo lograrán.


Vayamos al punto de quien lo ve y juzga, si éste tampoco tiene las bases, los elementos necesarios que complementen su idea, harán que sus palabras sean tan básicas como su formación, el chiste es ir al fondo de la obra, analizar cada punto, no es sólo una perspectiva, no es sólo un sentimiento, no es sólo que esté bien hecho, la forma en la que ves el arte define mucho de lo que eres, de lo que buscas y por supuesto de todo lo que te falta y nos falta por aprender.


La forma en la que conectamos con las obras definitivamente es lo que nos define, no se trata de categorizar nada ni a nadie, simplemente pensar qué tan básica es la forma en la que cada quien define al arte, estudiar, experimentar, exponer ideas, crear, escribir, nos ayudará mucho a ser tan completos como soñamos.

421 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo