Buscar
  • TatuArte en la piel

Hacer tuyo un estilo...

"Cualquiera que realmente quiera desarrollar alguna disciplina u oficio puede hacerlo trabajando duro y buscando hacerlo de la manera correcta, considero que lo único que realmente te puede llevar a ser un buen tatuador es el trabajo diario, exigirse a uno mismo"... Israel Navarro

¿Cómo es que te atrapa el estilo tradicional?

“Cuando comencé mi aprendizaje realmente no tenía tan definido el estilo sobre el que quería trabajar, pero sí sabía que quería basarlo en elementos de la cultura mexicana y buscaba siempre tener una propuesta, pero no había logrado concretar algo que realmente me gustara. No fue sino hasta que empecé a trabajar en otros estudios y conocer a más tatuadores que hacían tatuaje tradicional y noté la manera en la que sintetizan formas y elementos plasmándolas en un mismo diseño, creo que realmente fue en ese momento cuando me atrapó el tatuaje tradicional”.

Dicen que en el tatuaje todo está descubierto, pero, ¿qué crees que es lo que te hace a ti poder hacerlo diferente, propositivo, ponerle un toque innovador? “No sé si lo que hago realmente sea algo innovador, pero cuando alguien se acerca a mí para pedir un tatuaje, busco que el diseño describa o represente de la manera más cercana lo que la persona busca, que se identifique con ello y que ese tatuaje sea único e irrepetible. Aunque realmente no considero que eso sea algo especial, sólo trato de hacer mi trabajo de la mejor manera posible”.

¡Pues sí lo es! No cualquiera se enrola con las ideas del cliente, mucho menos le ofrece como prioridad algo único... Yo creo que esto es lo que alimenta la motivación y la creatividad del tatuador y el cliente obtiene algo esencial, que piensen en él, todo se redondea... ¿O cómo lo ves tú? “Creo que las posibilidades dentro del tatuaje son muchísimas y los recursos gráficos que pueden emplearse son muy variados, tanto como los posibles resultados que se pueden dar de una sola idea como para escatimar o subestimar el trabajo al momento de trabajar en un diseño. Yo he escuchado a muchos tatuadores poner como excusa que ‘el cliente así quería el tatuaje’ pero también veo que la mayoría de las veces no se animan a proponer algo. En lo personal, cada vez que alguien me pide un tatuaje, veo en ello la posibilidad de proponer y de crear algo nuevo, es también una posibilidad de seguir creciendo y aprendiendo”.

Entonces el no proponer, ¿crees que muchas veces es por el miedo a enfrentarte a lo desconocido? “Por un lado sí, pero por otro creo que es porque simplemente es más cómodo copiar algo que ya está hecho, de cierta manera ya está resuelto e implica menos esfuerzo”.

Yo siempre trato de explicar esto a la gente, el tatuador debe estar siempre no sólo abierto a un diseño, también debería tener ya implícito que te va a llenar de sus ideas para que entiendas todo lo que puede proponer. Para muchos es mejor decir "así lo quería el cliente", pero, ¿Tú qué hiciste para que eso así pasara?, que tus clientes pidan algo tuyo… “Empecé a pintar flashes y publicar en redes los diseños que tenía disponibles con las ideas y temas que a mí me interesaba tatuar, algunos los vendí y otros más los regalé a mis amigos y poco a poco la gente comenzó a buscarme por el tipo de tatuajes que había hecho y porque otras personas que había tatuado antes me recomendaban con ellos porque hacía diseños personalizados”.

¿Crees que hay flojera en el tatuaje?... ¡Yo creo que mucha! Decir "es que así lo quería el cliente" la mayoría de las veces se me hace un pretexto barato... “Yo creo que sí, todo depende de lo que uno quiera hacer o a qué punto quiera llevar su trabajo y sí, coincido contigo, poner ese tipo de pretextos realmente me parece algo muy mediocre”.

Estamos en un medio donde es muy fácil que alguien se sienta aludido por una idea o comentario, pero cómo podríamos hacer para que en vez de que esto suceda, realmente haya un análisis y pensar "a lo mejor no lo dicen sólo por criticar, hay una razón detrás de todo"... “Pues creo que sería muy bueno ver un poquito más atrás, la gran mayoría de nosotros admiramos el trabajo de alguien más y si no es certeramente un ejemplo a seguir, sí es un referente para nuestro trabajo, creo que podría servir de ejemplo conocer un poco de su proceso de aprendizaje y cómo fue que lograron llevar su tatuaje a ese punto. Ningún aprendizaje es fácil y creo que hay que ser muy conscientes de ello y sobretodo no tirar la toalla”.

Queremos tatuadores que aporten, ya hay muchos que están nada más por estar... ¿Crees que el tatuaje es para todos, se necesita mentalidad para lograr destacar?

“Yo creo que cualquiera que realmente quiera desarrollar alguna disciplina u oficio puede hacerlo trabajando duro y buscando hacerlo de la manera correcta, considero que lo único que realmente te puede llevar a ser un buen tatuador es el trabajo diario, exigirse a uno mismo, claro, siendo bien consciente de su propia capacidad y poniendo más empeño en la parte que nos cuesta más trabajo, el desarrollo de la técnica que sólo se logra a través de la práctica y el estudio. El estilo considero que es algo que se haya implícito y que se va descubriendo y desarrollando con la misma práctica. Y tener en mente que el aprendizaje nunca termina, y sobre todo dibujar, dibujar y dibujar”.

Llegar a desarrollar nuestros propios diseños se logra como parte del trabajo y saber a dónde queremos llegar, además de qué es lo que queremos transmitir con el trabajo a diario. Israel, comenzó a tatuar en 2011 y ahora a sus 35 años, poco a poco ha logrado destacar por la propuesta en sus diseños y seguir apegándose a un estilo que es donde puede él seguir desarrollándose.

Israel Navarro se encuentra en el Estado de México, concretamente en Cuautitlán Izcalli en Deep Inside y en Ciudad Satélite en Náhual Tatau, búscalo a través de sus redes sociales. @israel_tattoo_navarro

309 vistas