Buscar

Las diferencias sólo están en la mente...

Es complejo hablar sobre discriminación, diferencia de opinión, preferencias sexuales, en fin, opinar sobre gustos particulares, aunque la realidad es que no es complicado de entender y fácil de llevar a cabo.


Tatuarse se ha convertido en una práctica normal, cualquiera lo hace y se siente parte de algo. Hay quienes lo hacen más, quienes se identifican como personas tatuadas por llevar todo un brazo o piezas muy visibles que inmediatamente te etiquetan como "el tatuado".



Y debemos entender que es normal que quien no es como tú se te quede viendo, así como tú miras algo o a alguien que no va con tu estilo y no hay por qué juzgar nunca por la apariencia.


No hay alguien normal, no existe gente cortada por la misma tijera, los individuos se comportan como les hace sentirse felices y mientras no dañen a nadie, todo es válido.

Un tatuaje no te cambia, una preferencia distinta no te hace ser otro, una "mejor posición" no te hace un ejemplo... Lo mejor es sonreírle siempre al de al lado, al que te mira raro, al que te juzga, quizá una sonrisa sí haga cambiar a alguien para ser mejor.

31 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo