Buscar
  • TatuArte en la piel

“BORDADO" una propuesta en experimentación...

Actualizado: oct 22

Cada día vemos tatuajes que llaman poderosamente nuestra atención, captan a primera impresión algo que muchos desean tener, pero hay que tener en cuenta que el tatuaje lleva tiempo y mientras éste no pase, muchas propuestas tendrán que pulirse, ser entendidas y en algunos casos, olvidarse.

Tuve la oportunidad de platicar con Sebastián Vinasco sobre este estilo, algo que él ya experimentó en su proceso, les compartimos esta charla para que también puedan opinar y sacar sus propias conclusiones.

Sebastián, platícame, qué pasó por tu cabeza la primera vez que viste este tipo de tatuajes, el estilo "bordado"...

“Los vi hace unos años, sé que hay un tatuador brasileño que tiene muchos tatuajes de este estilo y me imagino que fue el primero que los hizo. Bueno, en realidad me impresionó este tipo de tatuajes a primera vista por la cantidad de detalle y crea en el cerebro como la duda de si es un tatuaje o si puso el parche encima de la piel. También ese tipo de bordados creo que nos traen algo de nostalgia a los que crecimos la niñez en los 80’s y 90’s”.

Claro, hablas de Duda Lozano, él se ha especializado en este estilo... Cuando los viste, de acuerdo a tu experiencia, ¿no te voló un poco la cabeza? ¿Crees que se está pensando en cómo se verá el tatuaje en 5 años o más? “Sí claro, además porque se convierte en un estilo nuevo pues impresiona bastante. A primera vista yo como tatuador primero me da curiosidad cómo logra que se vea así y analizo cómo se hace, luego me pregunto cómo va a cicatrizar y si con el paso de los años estas líneas se unirán y ya no se verá la trama. Pero si la ejecución del tatuaje es limpia, se utilizan las agujas correctas y se tatúa línea por línea, color por color sin lastimar la piel o sin llegar a sobreponer colores sobre colores, debería cicatrizar bien y tener un buen futuro”.

Sabes, he visto tatuajes muy finos perder mucha nitidez con el tiempo, tatuajes bien hechos... Esa nitidez de la que te hablo, es lo que le da esta presencia a estos tatuajes, el detalle, lo fino de "cada hilo", ¿no crees que aunque sanen bien, sufrirán un cambio mayor que otro estilo de tatuaje? “Sí, definitivamente. Las líneas tienden a engrosarse con el tiempo y esos ‘hilos’ se verán un poco más gruesos. Pero sabes, con las máquinas rotativas, creo yo, no se tienden a engrosar tanto las líneas. Según mi lógica, no sé si sea una certeza, pero según he sentido en mi proceso, con bobinas, la carga de tinta en cada trazo es mucho mayor y esa cantidad de tinta se expande más que con las rotativas. También está por otro lado el envejecimiento normal de la piel y el cuidado de la misma, el contacto que tenga con el sol, en general sí estoy de acuerdo que el envejecimiento de un tatuaje como éstos sufre un cambio mayor que no sé, un tradicional muy sólido sin tanto detalle pequeño. Quisiera ver ese tatuaje del bordado en unos años, aunque también mientras hice el tatuaje, si lo ves de cerca, no son tantos tonos de cada color, digamos que traté de utilizar una gama de colores no tan grande y que cada línea o hilo quede bien marcada y contrasten bien entre ellos”.

Entiendo, hay bastante experimentación en el estilo, claro que será cuestión de aplicación también, pero, ¿es mucho de la mano también no crees?, quizá alguien con una máquina de bobinas pueda hacer algo muy fino, que la línea sufra menos, que alguien que tome una rotativa y la línea termine más gruesa. Metiéndonos un poco más con las máquinas, las herramientas, uno mismo debe entender cómo sana el propio trabajo...

“Claro, sí depende mucho de la mano del tatuador y las velocidades que maneja la máquina, la profundidad de la línea, etc., pero lo que digo es en mi proceso personal, si noté mucho cambio cuando empecé a utilizar máquinas rotativas y siento que no se engrosan tanto las líneas a futuro, pero sí estoy de acuerdo que puede ser también la mano, porque igual con rotativa si te pasas pues se filtra igual”.

Lo menciono porque quizá muchos creen que ya utilizando una máquina rotativa sus trazos serán mejores, pero eso depende más del manejo que de la misma máquina... Y sí, uno tiene que ir documentando lo que va sirviendo o no, qué vale la pena y qué no hacer. ¿Hay algo que de plano no recomendarías? “Si bro, de acuerdo, hablo desde mi proceso personal con las máquinas, primero estuve unos años con bobinas y personalmente batallaba mucho, aunque también ahora que lo pienso, siempre fueron máquinas de gama baja o media y eso seguro cambia a usar una Lauro Paulini o una de bobinas de alta gama, pero personalmente batallaba mucho con la calibración y demás, cuando probé una rotativa enseguida me gustó porque se me hizo más fácil de manejar y me permitía inyectar mejor el pigmento, aunque para la línea sí hay que acostumbrarse, sobre todo líneas gruesas, pues con rotativa es difícil de lograr, a ese punto voy cuando digo que con bobinas se da mejor para hacer estilos sólidos, de línea gruesa, como los tradicionales, para líneas más finas y trabajos detallados, personalmente, según mi experimentación durante el tiempo que llevo tatuando, se me da más con las rotativas, sin demeritar nunca el trabajo con bobinas.

“Algo que no recomendaría, no sé, no se me ocurre nada técnico, ahora pues creo que cada persona según su estilo se va adaptando a las herramientas que mejor le permitan trabajar y no tener miedo a experimentar con distintas máquinas y distintos tipos de agujas si se tiene la posibilidad para ir encaminando tu trabajo. En general del tatuaje creo que recomendaría nunca creerse que uno ya lo sabe todo, en todas las artes, pienso que nunca se llega a la cima, siempre se pueden hacer las cosas mejor. Hay personas que he conocido que me han dicho literal que ya saben todo acerca del tatuaje y lo que pasa es que se estancan en un punto, eso no les deja seguir creciendo, entonces nunca tener miedo a experimentar nuevos estilos. A romper con las ‘reglas’ que tiene cada estilo, no digo dañarlas o pasarlas por alto, si no más bien explorar todas estas reglas que se han creado en estilos como el japonés y el tradicional, utilizarlas y luego proponer nuevas cosas personales con esas bases ya estudiadas, logradas de cierta manera”.

Un tatuador versátil, experimentando toda clase de estilos.


Claro, te entiendo, el tatuaje claro que te da para experimentar, pero es muy diferente, como comentas, experimentar con bases sólidas, que experimentar "a ver qué sale", hay una gran diferencia... Sebastián, agradezco mucho tu tiempo y tu aporte en esta charla, sin duda uno va creciendo con la experiencia propia, pero siempre es importante compartir con la gente que está buscando información para alimentar su propio criterio.

Sebastian Vinasco, 36 años, originario de Bogotá, Colombia ya lleva 11 años puliendo su trabajo. Sigue su trabajo en su instagram @sebastianvinasco.


548 vistas